¿Te has puesto a pensar en lo importante del agua en nuestro diario vivir?, ¿Puedes sentirle sabor al agua?

Claramente, el agua es el recurso más elemental, no queremos usar la palabra “básico”, para el cuerpo humano, es tan importante, que nuestro cuerpo funciona con un 60% aproximado de su peso corporal en agua, vale decir, para una persona que pesa 50 kilos, aproximadamente 30 kilos están constituidos de agua. ¿Impresionante no?

No creo que pensemos en ello, pero nuestro cuerpo pierde todo el día agua, ya sea por la orina, sudoración, digestión e inclusive, la respiración… créelo. Pero, ¿Qué hacemos para reponer este recurso vital?, bebemos té, café, bebidas azucaradas o energéticas, o mejor aún, tomamos bebidas rehidratadoras… Curioso, considerando que el elemento más económico, y de fácil acceso en el mundo globalizado es el agua.

El cuerpo humano es una maquina fabulosa, sin lugar a duda, es la perfección completa; no es una exageración, considerando que tiene la capacidad de generar y disponer de energía de cosas tan vitales como el agua, y para que entendamos, no todos necesitamos de la misma cantidad de agua, por eso es importante considerar en nuestra ingesta algunos factores como el clima, si realizo actividad física, si soy hombre o mujer, si me encuentro enfermo, etcétera.

Yo podría estar horas haciendo un listado de las cosas en las que el agua es importantísima, pero voy a tratar de resumir ampliamente en los puntos más vitales y desconocidos, como por ejemplo, les quiero mencionar que “saciar la sed” debe ser una de las ultimas cosas en esta lista, ya que el agua antes que eso, es importante en proteger los tejidos del cuerpo, todos sus órganos como riñones, corazón, hígado y cerebro, además protege al sistema muscular, articular y vascular de nuestro cuerpo, ayuda a eliminar los desechos diarios de nuestro organismo y mejora la digestión, que dicho sea de paso, la digestión comienza con la saliva, y la base de la saliva es el agua, ¿no lo sabias?.

Desde dormir, trabajar, hacer ejercicio simple como caminar, o complejo como correr, todo provoca deshidratación, es decir, perdida de agua, y es necesario restituirla, lógicamente de la manera más simple y menos costosa, que es bebiendo agua.

Vamos a realizar un ejercicio muy elemental, nos pondremos a pensar en cuantos vasos de agua hemos bebido durante el día, agua pura… La verdad de las cosas es que la mayoría de las personas usa el agua pura para enjuagar los dientes después del lavado matutino y luego botarla, y si nos ponemos a pensar en cuantas tazas de café o té hemos tomado, es más fácil llegar a un número.

Esto es tan peligroso como jugar a la ruleta rusa. Hace un tiempo vi una imagen muy interesante que hablaba de lo que le damos a nuestros hijos y con lo que regamos las plantas, de esta forma es fácil pensar, ¿alguna vez has regado tus plantas con bebida?, me imagino que no, entonces ¿porque si le das agua a tus plantas le das bebida a tus hijos? Es una pregunta que debemos cuestionarnos…

Diferentes organizaciones mundiales han tratado de descifrar la cantidad de agua que necesitamos diariamente para mantenernos saludables, y siendo sincero con Ustedes, todos los números que se han descrito son aproximaciones muy dispersas y poco profesionales, esto es muy simple, hay muchos factores que influyen en esta medida, que en definitiva es un estándar muy personal.

Como recomendaciones, podemos decir que el consumo de agua es importante en toda la vida, pero es más importante aún en la niñez y en la adultez mayor, también es un buen tips decirles que sentir sed es peligroso, y que se debe evitar esta condición llevando siempre con nosotros una botella con agua, además es muy recomendable que portemos una botella que esté libre de BPA (bisfenol A) que es un compuesto químico con el que fabrican plásticos, el que puede ser muy perjudicial si nos exponemos con frecuencia a este químico y la última recomendación, aunque suene muy extraña, es que si quieres conocer tu nivel de agua corporal, veas tu orina, el color de la orina bien diluida en agua es cada vez más clara, en cambio, cuando tenemos una orina con un olor ureico muy potente y con un color cada vez más obscuro quiere decir que algo anda mal.

Participa