Todos conocemos la frase, desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo… pero, ¿esto es correcto?

El desayuno ofrece al cuerpo y al cerebro el combustible después del ayuno nocturno – que es donde se origina su nombre, “Des”, que quiere decir “SIN” ayuno. – Para entenderlo de manera simple, despertar y no tomar desayuno es como prender el auto sin combustible… ¡Absurdo! 

Los nutricionistas aconsejan:

  1. El desayuno se debe comer dentro de las dos primeras horas de vigilia.
  2. Un desayuno saludable debe proporcionar calorías, en el rango de 20 a 35%, de su “guideline daily allowance” (GDA), que vendría siendo algo así como la “Guía diaria de tolerancia”

Además de proporcionarnos energía, los alimentos del desayuno son buenas fuentes de importantes nutrientes como el calcio, hierro y vitaminas del complejo B, así como proteínas y fibra. El cuerpo necesita estos nutrientes esenciales y las investigaciones muestran que si éstos se pierden en el desayuno, son menos propensos a ser indemnizados durante el día…

El desayuno puede ser bueno para la cintura también, las investigaciones muestran que los que desayunan son menos propensos a tener sobrepeso y es más probable que su peso corporal esté dentro de su rango de peso ideal en comparación con los no desayunan… (Ojo, estamos hablando de un desayuno saludable).

F100008304

Función cognitiva

El desayuno también restaura los niveles de glucosa, un carbohidrato esencial que se necesita para que el cerebro funcione. Muchos estudios científicos han demostrado que el desayuno puede mejorar la memoria y los niveles de concentración y también nos puede hacer más feliz, ya que puede mejorar el estado de ánimo y dejar los niveles de estrés más bajos.

Las necesidades energéticas

Las necesidades de energía de la gente varían en función de los niveles de actividad y etapa de la vida, pero por lo general los hombres requieren más energía que las mujeres. Los niños en crecimiento requieren mucha energía, como ejemplo, niños de 7 a 10 años deben consumir aproximadamente 1970 kcal (kilocaloría) por día, y las niñas de la misma edad deben consumir aproximadamente 1740 kcal. Para los adultos, los hombres requieren aproximadamente 2500 kcal y mujeres 2000 kcal por día.

La salud a largo plazo

“Comer el desayuno tiene beneficios para la salud a largo plazo. Se puede reducir la obesidad, presión arterial alta, enfermedades del corazón y diabetes” (OMS – Organización mundial de la Salud)

El desayuno es una excelente ocasión para comer juntos como familia cuando sea posible. Aunque no lo crean, hay estudios muy interesantes que hablan sobre la importancia de entablar la costumbre en los niños de una alimentación iniciada con un buen desayuno, por lógica, cuando en casa no se cumple con este buen hábito, los niños son más propensos a desconocer el desayuno a lo largo de la vida y por lo tanto, no queda otra que asumir las consecuencias…

¡Que no quepan dudas, la frase del inicio es correcta!

Participa