Si estás pensando en un cambio de hábito alimenticio, ¡no puedes dejar de lado  esta rica leche de almendras casera! Una sus características principales es que no tiene gluten, lactosa, ni colesterol. Sin embargo, tiene la misma consistencia que la leche de vaca, por lo que se puede utilizar de la misma forma; de hecho es el sustituto ideal para cocinar, desayunos, smoothies, entre otros. Además de contiene más vitaminas y minerales y menos calorías incluso que la leche de soya. Tiene mucha vitamina E, el cual se considera un antioxidante natural que previene diferentes tipos de cáncer y retrasa procesos de envejecimiento.

Ingredientes

  • 1 taza de almendras
  • 3 tazas de agua
  • 1 cuchradita de canela o extracto de vainilla natural para darle más sabor y dulzor

Preparación:

  • Remojar 1 taza de almendras en agua para potenciar sus propiedades el día anterior o mínimo 8 horas. Luego botar el agua de remojo y a la batidora.
  • Agregar 3 tazas de agua.
  • Licuar por 3-5 minutos.
  • Agregar canela, vainilla o agave si quieres endulzar.

Fácil de digerir!! Fácil de hacer!! Lo cierto es que es mucho más económica que comprarla en los supermercados.

Participa