Beta vulgaris rubra, betabel, remolacha o betarraga. Existen varios tipos de esta raíz, aunque la más conocida en Chile es la de color rojo a morado intenso.

El consumo de la betarraga es altamente beneficioso para la salud, esto, porque contiene diferentes fitoquímicos como el ácido ascórbico (vitamina C), carotenoides, flavonoides y ácidos fenólicos. Además posee betalaninas con altos niveles de antioxidantes y antiinflamatorios. Todos estos elementos serían importantes focos terapéuticos para contrarrestar el estrés oxidativo e inflamación permanente que existe en enfermedades como el hígado graso, diabetes, cáncer y artritis reumatoidea.

Esta planta se puede consumir en jugos, cruda o cocida. Depende de cada gusto. Para esta ocasión, nos decidimos por compartir una opción para la hora del almuerzo. Obtendrás un plato con un sabor es suave, delicado y sumamente llamativo, por el característico color del ingrediente estrella.

Ingredientes

  • 2 betarragas medianas
  • 1 diente de ajo pelado
  • Nueces activadas (remojadas mínimo 6 horas)
  • 1 cucharadita de tomillo

Preparación

  • Precalentar el horno a 200°C
  • Pelar las betarragas y cortar en cubos
  • Sazonarlas con aceite de oliva, tomillo, sal y pimienta a gusto
  • Envolverlas en papel aluminio y colocar en el horno. Hornear por 30 minutos o hasta que estén cocidas
  • Mezclar en la juguera junto al ajo, aceite de oliva y las nueces
  • Agregar más sal si es necesario

Pueden usar esta preparación con cualquier tipo de pasta, mezclarla con hummus, usarla como aderezo de ensaladas o darle color a alguna preparación que se les ocurra.

¡A disfrutar!

Participa