El formato “chips” se puede convertir en el favorito de una tarde de sábado… acompañando una película, compartiendo con amigos, disfrutandolo como snack entre los platos fuertes del día, o como un simple picoteo en solitario.

Los chips de frutas o verduras al horno, a diferencia de los comprados, contienen menos grasa y menos sal. Prepararlos en casa, es de todo, menos una tarea difícil… pero ¡ojo! que si se le pierden unos minutos de vista cuando están en el horno, puedes pasar de unas lindas hojuelas tostadas a alimento carbonizado (me ha pasado).

Ingredientes:

  • 1 plátano
  • 1 manzana verde
  • 1 manzana roja
  • 1 zanahoria
  • 1 papa
  • 1 betarraga

Preparación:

  • Pelar la fruta o verdura; y cortarla en finas rebanadas, lo más finas posible (Podemos realizar este trabajo con cuchillo o con mandolina)
  • Añadir sal, pimienta y/o merkén a los tajos de papas, betarraga, plátano y zanahoria; canela a los tajos de manzana, zanahoria y plátano (paso totalmente opcional)
  • Precalentar el horno y colocamos los tajos de frutas y verduras sobre la lata del horno en papel o goma antiadherente; o también sobre un rocío de aceite (el spray es perfecto)
  • Todas las rebanadas deben tocar la placa y así, llevar al horno suave hasta que la fruta o verdura haya perdido el agua y tome un color acaramelado. Puede tomar unos 30 minutos, lo importante es revisarlas cada 5 minutos.
  • Poner en un bowl y ¡disfrutar!

Estos snacks son muy fáciles de preparar, tienen pocas calorías derivadas mayormente de hidratos y además, nos ofrecen potasiovitaminas del complejo B y magnesio.

Se pueden conservar por largo tiempo en un recipiente libre de humedad para que no pierdan su textura crocante.

 

Participa