En mi casa, tranquilamente divagando, cuando STUDIO UNIVERSAL, pasa la película “La Teoría del Todo” del director J.Marsh. Debo decir que personalmente no encuentro que sea una gran película, pero siempre es interesante conocer detalles de la vida del que hasta hace poco, era una de las personas mas inteligentes del mundo, el físico y cosmólogo Stephen Hawking.

En uno de los diálogos de la película, Stephen Hawking le dice a su esposa Jane, que escribirá un libro… ella, sorprendida por la noticia le pregunta sobre que va a escribir, y él, rápidamente responde… del TIEMPO.

¿Que lleva a una de las personas con mayor coeficiente intelectual del mundo a escribir sobre el tiempo?, a mi juicio, es un fenómeno no azaroso, y que responde solo a una cosa (que de hecho Hawking concluye en su libro), el tiempo, ha de ser uno de los mayores regalos que tenemos los seres humanos. Solo como dato “Brief History of Time” logró ser un best seller de venta, al adjudicarse un Récords Guinness en 1998.

El conde Lev Tolstói escribió: Los guerreros más fuertes de todos, son estos dos: Tiempo y Paciencia. Ahora, si analizamos semánticamente la palabra “paciencia” la RAE nos anuncia en varias de sus definiciones las opciones de “manejar contratiempos” o “saber esperar”, es decir, parece que no se puede ser paciente si no tenemos un buen manejo del tiempo.

La naturaleza real del tiempo, sigue siendo un concepto esquivo. Aunque a lo largo del siglo XX se realizaron grandes avances en este campo, en lo que concierne a qué es exactamente el tiempo, podríamos decir que no somos más sabios que los antiguos griegos. Platón, después de todo, creía que el tiempo era una ilusión.

Es muy común oír hablar que el tiempo fluye, pero ¿fluye a través de qué? ¿A qué velocidad fluye? Tenemos claro que la tierra se mueve a través del espacio, y su movimiento ha sido detalladamente descrito respecto a otros puntos de referencia tales como el sol. Sin embargo, el paso del tiempo no puede describirse más que con respecto a sí mismo; estas son una de las grandes incógnitas que, según mi impresión, jamás serán resueltas o inclusive, día a día irán ganando mayor cantidad de supuestos y teorías.

Entonces, al parecer el tiempo fluye a una velocidad subjetiva y que solo se aprecia de manera personal. Por ejemplo, ¿no se les pasa volando el tiempo cuando Chile juega un partido de fútbol y va perdiendo? parece que los minutos son de 30 segundos, y de un momento a otro ya va en el minuto 85. Yo por ejemplo, he tenido en los mismos 600 kilómetros, el vuelo mas lento y el mas rápido de la vida, aunque en realidad siempre los vuelos duraron 45 minutos, ¿sospechoso?, no; subjetivo.

Cuando pasas tiempo con tus amigos o con las personas que disfrutas pareciera que el reloj presentara cambios considerables en su percepción. Si el momento es bueno y tienes algo que hacer, con seguridad pareciera que el reloj conspira e contra tuyo. Tal como decía Benedetti…

Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo.

Ahora, si intentamos volvernos un poco más racionales, podemos pensar que el pasado ya no existe, y no es más real que nuestra imaginación. Del mismo modo podemos establecer que el futuro no existe, pues aún no ha sucedido. Entonces, todo lo que es real es, simplemente un punto infinitesimal que se sitúa entre el pasado y el futuro, que conocemos como presente. Como el tiempo nunca se detiene, podemos determinar que la cantidad que define a esta rodaja infinitamente fina es cero. Así, el tiempo es real, pero nada más lo es. Que loco pensar que al final de todo, el tiempo no es mas que un cero en un espacio determinado de tiempo.

No pretendo caer e la metáfora con el tema, pero considerando todo lo que hemos hablado del tiempo, la pregunta es lógica ¿usas tu tiempo? o ¿tu tiempo te usa? Probablemente, al igual que yo, nunca te habías preguntado algo así, pero lo cierto es que normalmente vivimos el tiempo en función del futuro y no en función del momento, nos olvidamos de ese cero entre el pasado y el futuro para concentrarnos en ese cero asociado al futuro, inclusive, hemos creado frases como “el tiempo todo lo cura” pero no te olvides que la vida puede vivirse solo una vez, entonces, ¿es justo endosar la responsabilidad de todo al tiempo?

La invitación es a vivir el cero asociado al momento, la invitación es a llevar el tiempo a lo consiente y no desperdiciar ese hermoso espacio único e irrepetible, la invitación es a mantenerte en movimiento en ese tiempo, la invitación es que vivas el tiempo sabiendo que habrá un impacto en el futuro, pero en ningún caso te pierdas el presente por ese futuro que aún no sucede.

Tu día se compone 86.400 segundos, o quizás ceros, que limitan tu pasado a un cuento que puedes verbalizar cuando quieres o cuando alguien te pregunte ¿que hiciste ayer?, también se compone de 86.400 ceros que construirán tu futuro, pero lo mas importante, es que son 86.400 ceros que son irrepetibles, que dependen sola y exclusivamente de ti, que albergan tu mas íntimo sentido de pertenencia. No lo olvides, si piensas que el “mañana” nunca llegará, puede que ya se convierta en el ayer y no te diste ni cuenta amigo(a).

Espero no haberles hecho perder su tiempo comunidad.

 

Participa