Por estos días está haciendo mucho frío y nos entran ganas de comer siempre algo que nos aporte calor. Pues… en este sentido he tratado de recordar alguna receta que cumpla con los requerimientos de aportar lo justo y necesario para continuar en la línea “saludable”, pero que también haya sido un plato que les pueda recomendar, porque de verdad desde mi vereda, lo he disfrutado… y se me ocurrió el Aloo Palak.

Aloo quiere decir papa y Palak quiere decir espinaca. Es una receta  vegetariana de la India  y puede convertirse en una receta vegana si omites la crema (aquí la reemplazamos por leche de coco), muy popular entre los guisos de ese país.

Ingredientes:

  • 300 gr de espinaca (es la base, pero yo suelo reemplazarla o mezclarla con albahaca).
  • 1 kg de papas lavadas, peladas y cortadas en cubos de 2×2 cm aproximadamente.
  • 1 Cebolla grande cortada en cuadraditos.
  • 1 lata de leche de coco .
  • 2 dientes de ajo molidos o picados fino.
  • 1/2 cucharadita de nuez mozcada.
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo.
  • 1 pizca de comino (a mi me gusta ponerle poco de este condimento).
  • 1 cucharadita de mostaza antigua (aquella de los granitos de mostaza).
  • 1 cucharada de aji o a gusto (aunque pueden omitirlo, pero el platillo indio es conocido por su “picor”).
  • Aceite de oliva extra virgen para sofreír (u otro a gusto).
  • Sal y pimienta.

Preparación:

  • Blanquea la espinaca: en una olla, o sartén, o wok, agrega un chorrito de agua y agrega la espinaca. Solo por unos 3 minutos cocina moviendo con unas tenazas o cuchara hasta que se ponga más blanda.
  • Agrega a la juguera con el agua que quedó de la cocción y licua. Reservar para el final de la preparación.
  • Calienta un wok a fuego medio, agrega un chorrito de aceite de oliva y sofríe por menos de un minuto el ajo (si se quema el ajo puede dar sabor amargo a las preparaciones), luego incorpora la cebolla y revuelve. Cocina por 10 minutos revolviendo de vez en cuando. Saca la cebolla del wok y déjala aparte en un bol mientras.
  • Luego, a fuego alto, agrega otro chorrito de aceite (1 cucharada aproximadamente) e incorpora las papas (crudas), sal a gusto y todas las especias, sofríe por unos 10-15 minutos moviendo de vez en cuando.
  • Una vez doradas las papas, agrega de nuevo al wok la cebolla y mezcla.
  • Incorpora la leche de coco y revuelve mezclando todo (para los que prefieren, pueden utilizar crema). Deja cocinar (puedes taparlo) por unos 15 minutos o hasta que las papas estén cocidas, revuelve de vez en cuando. Dependiendo de la cantidad de leche o crema, la consistencia puede variar.
  • Al ya estar cocidas las papas, termina agregando toda la espinaca y mezcla todo.
  • ¡Servir! (si prefieres la consistencia es más espesa antes que en forma de guiso, puedes servir la preparación junto a arroz basmati, arroz integral o ensaladas).

¡Espero que lo disfruten y les ayude a pasar el frío!

Participa