Titulo en EspañolEterno resplandor de una mente sin recuerdos / Olvídate de mi
Nota IMDB8,3/10
Nota Metacritic89/100
GeneroRomance / Drama
Año2004 (Septiembre)
Clasificación (Chile)TE

Cuando las personas que han visto esta película lean el titulo de la reseña suspirarán, lo sé… es imposible no sensibilizarse con un rodaje cargado de romanticismo como esta historia perfectamente desarrollada en 108 minutos. Para no pestañear.

La película comienza de manera sencilla: una fría y gris mañana de San Valentín, el introvertido y malhumorado Joel Barrish (Jim Carrey) decide por un impulso sin sentido, omitir el trabajo y tomar un tren a Montauk, Long Island. Allí, en una playa desolada, se encuentra con la extrovertida Clementine Kruczynski (Kate Winslet). Los dos comienzan a hablar en el viaje en tren a casa a Nueva York, y en las próximas dos noches el amor comienza a florecer.

Pero por lógica, las cosas pronto se vuelven complicadas. Este no es el nuevo romance que Joel y Clementine perciben que es. De hecho, los dos se han separado recientemente después de dos años de vivir juntos. Ella, ansiosa por “seguir con su vida”, borró de su mente todo recuerdo de Joel por un equipo médico de bajo costo llamado Lacuna INC. Al descubrir la traición de Clementine, Joel decidió que el procedimiento también Lo realizara en él. Esa noche, inconsciente en su cama mientras los técnicos de Lacuna trabajan (y juegan) a su alrededor, Joel revive cada recuerdo de Clementine incluso cuando se borra de su cerebro. El proceso de borrado (y con él, la película) funciona hacia atrás en el tiempo, comenzando con los recuerdos más recientes, llenos de peleas y mala voluntad. Pero a medida que el proceso llega más atrás, a momentos de ternura y alegría, Joel redescubre su amor por Clementine y se da cuenta de que después de todo no quiere perder estos recuerdos. Trata frenéticamente de encontrar un rincón oscuro de su mente donde puede esconder un poco de ella. Observa impotente cómo, uno a uno, cada recuerdo se pierde irremediablemente: los títulos se desvanecen de las portadas de los libros, los transeúntes desaparecen y luego Clementine también desaparece, para reaparecer en otro recuerdo condenado, todo el camino de regreso a su primer encuentro, en una fiesta en la playa en Montauk.

La historia contada a la inversa es un recurso de la película lo suficientemente común, generalmente utilizado para ocultar información de la audiencia, pero el director Gondry ahora lo utilizan para un fin diferente, descubriendo gradualmente hechos no ocultos y emociones olvidadas. No hay giros inesperados o revelaciones repentinas sobre Joel y Clementine, simplemente una visión melancólica hacia atrás que deja en evidencia la decadencia del amor. Aunque a muchos pueda parecerla algo extraño, esta película no se propone aturdirnos con la originalidad de sus trucos, sino más bien herirnos con la familiaridad de su sentimiento.

En esencia, Eternal Sunshine trata sobre la necesidad de la expiación y la redención. “Liberados” del recuerdo de su dolorosa ruptura, Joel y Clementine ya no pueden perdonar ni pedir perdón por las heridas pasadas recibidas o infligidas, y no pueden reconciliarse ni entre sí ni consigo mismos. Su pasado juntos es como un nervio deshilachado que no conduce a ninguna parte, como la extremidad fantasma del amputado. No importa cuántas veces vaguen tras los pasos de sus recuerdos perdidos, nunca podrán recuperarlos. Solo a través del destino, o la gracia de Dios o el amor verdadero o el hilo rojo (la mítica leyenda), quien sabe! pero es un hecho… cada uno ya se borró de los recuerdos del otro.

Creo que todo el resto de la película deben mirarlo Ustedes mismos. Solo me gustaría saber cuantos pagarían por entrar a Lacuna INC, y borrar eso que necesitan eliminar cuanto antes, para luego, preguntarles si eso les permitió avanzar… ahí se las dejo comunidad.

“Se puede olvidar lo que pasó, pero no cómo se sintió…”

 

Participa