Los panqueques o crepes son muy sabrosos, pero tradicionalmente se hacen con harina de trigo, leche y hasta un toque de azúcar… digamos que no quedan muy livianos. Por lo mismo, lo mejor de la receta a continuación es que lleva solamente dos ingredientes: huevos y espinaca.

La espinaca (Spinacia oleracea) es un excelente recurso natural de vitaminas, fibras y minerales, que en comparación con las carnes, aporta pocas calorías y no contiene grasas. Es también rica en fitonutrientes, especialmente el betacaroteno y la luteína, convirtiéndola en un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protegen del daño celular.

Antiguamente se consideraba a espinaca como la mejor de las hortalizas, siendo muy apreciada por su valor nutritivo y su riqueza vitamínica. Sin embargo, estudios actuales han indicado que brócoli sería la hortaliza más completa desde un punto de vista nutritivo. Por otro lado, todavía se reconoce a espinaca como una de las hortalizas de mayor aporte de vitamina A, destacándose además, por el elevado contenido de calcio, fósforo, fierro, potasio y sodio. Medicinalmente, es algo emoliente y laxante, y su alto aporte de fierro la caracteriza como un alimento de elevado poder antianémico. ¿Interesante no? Vamos a la receta…

Ingredientes

  • 1 huevo completo
  • 2 claras de huevo
  • 1 taza de espinaca, lavada y picada
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. En una licuadora vierte huevo, claras, espinaca, sal y pimienta.
  2. Procesa hasta lograr una mezcla homogénea.
  3. Precalienta una sartén a fuego medio-bajo y engrasa con un poco de aceite (prefiere aceites más saludables e idealmente utiliza un difusor tipo spray para evitar el exceso)
  4. Vierte la mezcla de huevo y espinaca, formando una tortilla, deja que compacte.
  5. Voltear cuando veas que los bordes se empiezan a levantar. Dora por la otra cara por un par de minutos más.
  6. Rellena con lo que prefieras (aunque saben muy ricos ya solos)

La idea es utilizar toda tu creatividad para el relleno: champiñones salteados, cebolla caramelizada, queso bajo en grasa, palta, pimentones, aceitunas de diversos tipos, rúgula, manzanas caramelizadas, nueces tostadas, ¡el cielo es el límite!

Participa