“¿Qué quieres ser cuando seas grande?”, es una pregunta que solían hacernos cuando niños, y no deja de ser la realidad de los niños actuales. “Quiero ser poeta, científica, chef, bailarina y empresaria”, me decía yo. Seguramente enunciaba esas, quizás otras diferentes en otra ocasión, pero nunca fue una sola respuesta.

Si realizas esta pregunta a tus hijos, tus sobrinos, tus primos, o cualquier niño, seguramente obtendrás algo similar. Porque cuando somos niños nuestros sueños o anhelos no suelen tener límites, no suelen estar restringidos.

Al crecer, después de preguntarle a alguien por su nombre, la siguiente pregunta que se suele hacer es “¿Qué haces para ganarte la vida?”, “¿Qué eres tú?”… (¿Cuál es tu profesión?). Ciertamente es una pregunta bastante inocente, donde solo estamos buscando puntos de conexión para poder ver si tenemos algo en común con las personas con las que nos encontramos o para poder encontrar algo de lo que hablar. Pero la respuesta sobre lo que hacemos para ganarnos la vida generalmente viene con suposiciones sobre la educación, el ingreso, la inteligencia e incluso el valor que aportan al mundo de la otra persona.

Pues la premisa de hoy es, que nuestro trabajo… nuestra profesión no nos define.

Creo que con demasiada frecuencia dejamos que el trabajo que hacemos y los trabajos que tan desesperadamente buscamos nos definan. Perseguimos el dinero –consciente o inconscientemente-, aunque sabemos en el fondo que el dinero no conducirá a la felicidad a largo plazo.

Pues, demos todo nuestro esfuerzo, cumplamos los objetivos cada día, hagamos nuestras tareas con calidad, dejemos un legado de excelencia, pero de forma transversal en nuestras vidas…Pero por nada del mundo pongamos toda nuestra identidad y sentido de autoestima en nuestro trabajo, porque no somos nuestro trabajo, y no estamos definidos por nuestra profesión o actividad.

Tomémonos el tiempo para redefinir y restablecer quienes somos. Cuando te quitan el título de tu trabajo, ¿qué queda? ¿Quién eres tú y qué es lo que realmente pretendes lograr en este loco planeta? Tal vez lo mejor que podemos hacer hoy es enumerar algunas pasiones y actividades, y por qué no también a las personas que realmente importan en nuestras vida. Comencemos a  enfocarnos en esas cosas.

Y tal vez la próxima vez que alguien me pregunte “¿qué es usted?”, responderé que no soy chef, pero cocino; no soy poeta, pero escribo; no soy bailarina, pero le pongo todo el empeño del mundo; tampoco soy empresaria, pero en un futuro lo seré. Y pues, pienso ser muchas cosas más, no sólo kinesióloga.

Creo firmemente que somos multipropósito, que la vida y circunstancias nos han hecho olvidar que nuestros sueños, anhelos, nuestras pasiones… no tienen límites. Somos un todo, compuesto por diferentes esferas y cada una hay que saberla disfrutar. No nos dejemos definir por una sola. Madre, padre, hijo/a, amigo/a, pareja, marido, mujer, dueño/a de casa, ingeniero/a, artesano/a, médico, escritor/a,… puedes ser lo que quieras ser, una o todas juntas a la vez. Puedes serlas en solitario, como puedes serlas en compañía. Ninguna debe definirte, sino disfrutarlas todas a su vez.

Tengo la fortuna y dicha de tener mis propias pasiones y sueños, pero también de tener lo mismo de forma compartida. Esto último me motiva cuando olvido los míos propios. Que no nos suceda más, vamos a ir por ellos, activarlos y comenzarlos a disfrutar.

Hoy no les tengo un artículo científico, porque además de lógico, la teoría de la relatividad lo puede explicar. Más allá de las aplicaciones tecnológicas que tiene, nos está diciendo que todo lo que existe está hecho del mismo “material”. Con su famosa ecuación E=MC2, Albert Einstein mostró que la energía y la materia son lo mismo, son dos manifestaciones de la misma cosa. Y esto quiere decir que todo lo que hay en el universo –estrellas, planetas, personas, plantas, objetos y todo lo que existe– es simplemente energía que toma formas diferentes.

Ojalá alguien me preguntase “¿Qué quieres ser cuando grande?”… Yo aún me considero bastante pequeña.

¡Mueve esa energía! ¡Qué tengan una excelente semana querida comunidad!

Participa