“Somos una especie en viaje, no tenemos pertenencias, sino equipaje…”

(Jorge Drexler – Movimiento)

Leí en una revista de aeropuerto que: atacar a la memoria emotiva permanentemente disminuye nuestra capacidad creativa, obviamente me llamó la atención que la psicología indicara que pensar es limitar, pero en realidad era mi comprensión lectora la que estaba muy equivocada… explicaré la causa.

Pensar en ningún caso limita, pero pensar constantemente en la memoria (recuerdos) si que lo es. No permite continuar mediante un camino despejado, nubla las perspectivas disponibles y de alguna manera entorpece nuestra capacidad creativa. Al parecer, no se trata de “pensar” sino que de “recordar”.

Drexler, en la cita inicial de esta nota dice “somos una especie en viaje” y la canción se titula “movimiento” dando a entender que realmente lo que nos mantiene en un constante viaje son nuestros pensamientos. No hay arte mas primitivo en el movimiento que pensar; en otras palabras, pensar es mantenerte en movimiento, no lo dudes.

Lo paradójico de esto, es creer que recordar nos permite avanzar, ciertamente no es así, de hecho, una buena forma de ofrendar a nuestro futuro es entregarlo todo en el presente, y para eso debemos manejar con mucho equilibrio lo que queremos rescatar del pasado. John Lennon dijo “la vida es eso que pasa mientras estamos haciendo otros planes”. 

Hace unas horas terminé de ver una aclamada serie española titulada “La casa de papel”, estoy seguro que muchos de Ustedes ya la vieron, y como conclusión, entiendo que la verdadera prenda en el robo no era el dinero, eso fue un producto del robo, pero lo que realmente hizo a este plan algo ideal es la perfecta utilización del tiempo… en definitiva, lo que realmente robaron (a la policía) fue el tiempo que necesitaron para perpetrar el atraco, lo que incluía hasta imprimir su propio dinero, libre y sin problemas durante mas de 180 horas. Nuevamente caemos en el debate de la importancia del tiempo en función del momento y no en función del futuro ni menos en relación al pasado.

Ahora, volviendo a la necesidad de transformarnos en seres en movimiento, mentalmente hablando, debemos entender que, al parecer, para movernos mentalmente con mejor calidad debemos dejar nuestra memoria emotiva para ciertos pequeños momentos, y el resto del tiempo, debe ganarnos una ideología cargada de creatividad concentrada en el presente y con pequeños análisis hacia el futuro (sin exagerar).

Demás esta decir que aun tratándose de nuestros pensamientos, estos son el arte promotor del movimiento en la esfera física, pero son la base y acción en el sentido mas esencial de sentirnos personas vivas y activas. La invitación es a pensar y saber que bajo esta tarea ya estamos en movimiento, pero, tal como los monjes dijeron en su momento, pensar en el presente te hace arquitecto de tu futuro y dejas de ser prisionero de tu pasado.

Y como diría Drexlersi quieres que algo se muera, déjalo quieto.

Buena semana comunidad.

Participa