La salud mental se refiere a cómo nos sentimos, pensamos y actuamos. Consiste en cómo nos sentimos acerca de nosotros mismos y nuestra capacidad para controlar las emociones y afrontar las dificultades.

Muchas personas no creen que mantener la salud mental es tan o quizás más importante que mantener la salud física, ciertamente ambas cosas van de la mano. Pero cuando se trata de cuidarnos, a menudo nos enfocamos más en nuestro cuerpo. Pero así como nuestro cuerpo necesita entrar en una rutina, también lo hace nuestra mente. Mantener tu mente es igual de importante y hay cosas que deberíamos hacer todos los días para mejorar nuestra salud mental.

Las razones por las cuales sufrimos compensaciones a nivel mental varían. Los problemas mentales pueden surgir en cualquier momento e inesperadamente. De acuerdo con múltiples estudios, centrarse en su salud mental puede mejorar su sistema inmunitario, aumentar su productividad e incluso aumentar su expectativa de vida.

Nuestro cuerpo está diseñado para una interacción cerebro-ambiente que asegura todo lo necesario para nuestra supervivencia nos haga sentir bien. Como todos los animales, buscamos el placer y evitamos el dolor. Para ello, nuestro cerebro tiene una fuente de neuroquímicos de producción propia: 5 moléculas cerebrales vinculadas a la felicidad. Y existen formas sencillas para desencadenar su liberación en la vida diaria:

  1. Endorfinas: moléculas analgésicas

Las endorfinas corresponden a morfinas de producción propia. Las endorfinas se asimilan a opiáceos en su estructura química y tienen propiedades analgésicas. Son producidas por la glándula pituitaria y el hipotálamo durante el esfuerzo físico mantenido, actividad sexual y orgasmo.

  • Dopamina: molécula de la recompensa

La dopamina es responsable del impulso de búsqueda de placer. Cada tipo de comportamiento que busca recompensa, se ha estudiado que aumenta el nivel de transmisión de dopamina en el cerebro. Las personas extrovertidas presentan mayores niveles de dopamina que las introvertidas. Para incrementar el nivel de dopamina, no existe nada mejor que fijarse metas y alcanzarlas.

Las personas con niveles bajos de dopamina son más susceptibles a las adicciones que las personas con niveles normales. Esta hormona se libera durante una experiencia de placer, por lo que los niveles disminuidos de dopamina harán más difíciles las posibilidad de sentirse bien. Afortunadamente, el ejercicio no sólo  desencadena la liberación de dopamina, si no que aumenta su sensibilidad a ella.

  • Oxitocina: molécula de la vinculación

La oxitocina es una hormona directamente relacionada con la vinculación humana y el aumento de confianza y la lealtad. Algunos estudios demuestran que si personas con estrecho vinculo emocional se separan por un largo periodo de tiempo, la falta de contacto físico reduce la oxitocina e impulsa el anhelo de relacionarse con esa persona nuevamente. Gracias a la oxitocina, el contacto piel a piel, el afecto, las relaciones sexuales y la intimidad son claves para sentirse feliz.  En realidad, toda actividad que potencia la unión social y la tolerancia al dolor como el bailar, cantar o trabajar en equipo, generan aumento en las endorfinas.

  • Serotinina: molécula de la confianza

La serotonina juega tantos papeles diferentes en nuestro cuerpo que es realmente difícil etiquetarla. Lo más estudiado es el vínculo entre una mayor cantidad de serotonina y el refuerzo de la autoestima, aumento del sentimiento de dignidad y sentido de pertenencia. Para incrementar los niveles de serotonina, es aconsejable desafiarse a sí mismo con regularidad y llevar a cabo actividades que refuerzan un sentido de propósito, significado y realización.

El cerebro produce serotonina cuando consumimos carbohidratos, o incluso cuando nos iramos al sol, y  durante el ejercicio, también recibimos una enorme cantidad de serotonina en la mañana, como un combate a toda la melatonina que se sigue inundando nuestros cuerpos. La liberación que ocurre de madrugada se debe al hecho de que la serotonina y la melatonina ambos trabajan juntos para controlar los ciclos de sueño. La serotonina funciona con adrenalina para despertarnos, y la melatonina nos pone a dormir. Por lo anterior, es que tiene sentido para alguien que está deprimido sentirse cansado o débil todo el tiempo – sus niveles de serotonina son muy bajos, por lo que la melatonina hormona que induce el sueño se hace cargo y hace que se sienta cansado. El ejercicio ha sido durante mucho tiempo una de las opciones de tratamiento para la depresión, y esta es la razón: la serotonina, junto con la adrenalina y la dopamina, son producidos durante el ejercicio.

  • GABA: molécula anti-ansiedad

GABA es una molécula inhibidora que relentiza el disparo de las neuronas y crea una sensación de calma, Funciona como un sedante natural. La práctica de yoga, ejercicios de relajación y la meditación potencian la producción de esta molécula.

Así es… una vez más concluimos que el ejercicio produce respuestas químicas en el cerebro, lo cual lleva a beneficios de salud tanto temporales como a largo plazo.

Participa