Hace un tiempo decidí cambiar mi dieta diaria (y esperemos que dure jaja). Buscando entre cuadernos y libros me topé con esta clásica, pero algo distinta, tarta volteada. A diferencia de la típica receta de frutas y/o verduras, esta vez dejamos de lado el huevo, la mantequilla y optamos por ingredientes más sanos.

¿Por qué volteada dirás tú? Porque pondremos en el fondo se encontrarán nuestras frutas y sobre ellas la masa, una vez fría volteamos y ¡aparecen nuevamente nuestras frutas! Muy fresca y perfecta para acompañar de un té, café o matecito.

Ingredientes para la masa:

  • 2 Tazas de harina integral
  • 1 Taza de harina de avena
  • ¼ azúcar moreno
  • Ralladura de una naranja
  • Jugo de una naranja
  • Una zanahoria rallada
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • 2 plátanos maduros
  • ¼ aceite de coco derretido
  • Canela a gusto

Ingredientes para relleno:

  • 1 piña
  • 4 manzanas

Preparación:

Pelamos y cortamos nuestras frutas, preferentemente no cortarlas muy pequeñas, por ejemplo a las manzanas las descorazonamos y cortamos en cuartos, la piña la cortamos en cuartos, la descorazonamos y cortamos en rebanadas, las juntamos, espolvoreamos sobre ellas azúcar moreno y canela (a gusto) mezclamos un poco y las dejamos en el molde que pondremos en el horno.

En un bowl juntamos los ingredientes secos, aparte en otro bowl todos los húmedos, de apoco unimos todos nuestros ingredientes, ¡NO SE ASUSTEN! La mezcla queda más bien liquida… y está todo bien! Le agregamos sobre nuestras frutas y llevamos al horno, pre calentado, por 20 minutos a 180°.

Sacamos del horno, dejamos enfriar tomamos un plato más grande que nuestro molde y… ¡volteamos nuestra tarta!

Participa