Estoy segura que para muchos los porotos negros son una maravilla, porque aparte de ser una rica fuente de proteína y hierro son deliciosos y versátiles, podemos consumirlos tanto en una ensalada, guiso y ahora serán la base para, a mi parecer, una de las mejores versiones de brownie. ¡Se los recomiendo al 1000%!

Ingredientes:

  • ½ taza de porotos negros
  • ½ taza de avena
  • 2/3 taza de azúcar rubio o 1/3 de stevia
  • 4 cucharadas de cacao amargo
  • 2 cucharaditas de vainilla
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • ½ taza de agua
  • ¼ taza de aceite (maravilla)
  • ½ nueces y chispas de chocolate o mantequilla de maní (opcional)

Preparación:

  • Lo primero es tener los porotos previamente cocidos, pre-calentamos el horno a unos 250 grados.
  • Todo es tan simple como colocar en la picadora todos nuestros ingredientes y procesamos (podemos utilizar licuadora, pero si tenemos una picadora, mejor aún) hasta que obtenemos una mezcla homogénea. Tal como leen, no es más que procesar todos los ingredientes y luego montar en molde listo para el horno.
  • En la base de un molde para horno ponemos papel mantequilla, personalmente me gusta hacerlos en moldes de cup cake, agregamos las nueces y chispas de chocolate o nuestra mantequilla de maní (los recomiendo solo con mantequilla de maní, porque yo amo la mantequilla de maní).
  • Llevamos al horno por 20 minutos, con el honro precalentado a 250º. Una vez completado el tiempo, retiramos, dejamos enfriar, desmoldamos y preparamos una infusión de naranja con menta para disfrutar de nuestro brownie.

Participa